Lucas de Lima, director de

Empírica Brasil: "El impacto debe

ser parte de la estrategia de inversión"

Contenido propio
20 de septiembre de 2022
Brasil

En su visita a la oficina Pacífico Sur, habló del instrumento financiero que preparamos de manera conjunta para abordar el mercado brasileño.

Entre los días 13 y 15 de septiembre, el socio y director de la gestora de fondos de crédito brasileño Empírica, Lucas de Lima, estuvo de visita en la oficina Pacífico Sur de Banca Ética Latinoamericana, ubicada en Santiago de Chile.

La visita de Lucas coincidió precisamente con el arribo del equipo de la oficina de Atlántico en Brasil, integrado por Walkyria Machado, directora de la Fundación Dinero y Conciencia y Vinicius Cunha Costa, responsable de Inversiones.

El encuentro tuvo como finalidad consolidar la relación que estamos estableciendo con este nuevo socio, cuyo propósito es la creación de un instrumento para canalizar financiamiento para empresas y organizaciones que están abordando los desafíos sociales y medioambientales en Brasil.

A propósito del desarrollo de esta alianza, también realizamos encuentros con Quest Capital Chile y FIS de Ameris, para compartir la experiencia del trabajo conjunto en Chile.

En conversación con nuestro equipo de Comunicaciones, Lucas habló de la trayectoria de Empírica en Brasil trabajando con pymes que buscan financiamiento estructurado.

“Somos una gestora de fondos de crédito. Para que te hagas una idea, tenemos unos dos billones de dólares como fondos de crédito, básicamente para pymes. No trabajamos ni con acciones ni con corporaciones; es decir, sólo en economía real. Eso nos acerca a lo que hace Banca Ética”, dijo.

Además, comentó que antes de empezar las conversaciones con Banca Ética Latinoamericana y de entender lo que hacemos en el mercado de impacto, habían tenido una experiencia puntual al respecto, pero que ahora habían incorporado que “el impacto debe ser parte de la estrategia de inversión.

Respecto del instrumento que se está creando de manera conjunta, precisó que se trata de un fondo de crédito para las operaciones de Banca Ética en Brasil a través de una figura que se llama Fondo de Inversión en Derechos Creditorios (FIDC).

En ese sentido, dijo que el desafío es grande porque el mercado brasileño está compuesto en un 60% por pymes, las que a su vez concentran un tercio del PIB.

Sobre los sectores para potenciar, planteó que hay algunos clave como la agricultura y la eficiencia energética. Asimismo, que encontró sintonía con el equipo de Banca Ética en cuanto a acompañar a las empresas en sus procesos de transformación.

“Nosotros tenemos una idea para trabajar con empresas con criterios ESG, y esto es que hay un montón de empresas en Brasil, pequeñas y medianas que, si tienen acceso a créditos con tasas un poco más justas, pueden ofrecer mucho más, como mejores condiciones de trabajo a sus empleados”, relató al respecto.

El modelo de Empírica

Lucas de Lima explicó que el modelo de Empírica consiste en la gestión de fondos de crédito que se estructuran ad hoc con las necesidades del cliente. “En Empírica, decimos que buscamos conectar empresas con inversionistas a través del crédito. El crédito permite que una empresa crezca y que los inversionistas reciban un valor adecuado por lo que ellos invirtieron”.

Finalmente, Lucas de Lima tuvo la oportunidad de acompañar al equipo de Banca Ética a una visita a la Escuela Óscar Salinas, uno de los proyectos que se ha financiado a través de nuestro modelo de gestión de créditos.

“Fue una experiencia muy interesante, nunca había visitado un proyecto como ese. En Brasil, hay una posibilidad enorme de ese tipo de operaciones”, afirmó.

 

Comparte en redes: