Eugenia Fraga nos cuenta lo que

está haciendo Banca Ética para

impulsar al agro en Argentina

Contenido propio
31 de agosto de 2022
Argentina

Dice que lo central es el cuidado de la biodiversidad.

Argentina es un país rico en recursos naturales, con diversidad de clima y suelo, lo que permite diferentes tipos de producciones y variedad de cultivos en distintas épocas del año. 

Por ello es que la actividad agrícola es muy importante para la economía y se encuentra presente en todo el país.

Eugenia Fraga, responsable de Impacto de la oficina Río de la Plata de Banca Ética y experta en temas relacionados con el agro, nos habla de aquello y de lo que la organización está realizando para impulsar esta actividad tanto en Argentina como en el resto del continente.

“Latinoamérica es un continente de mucha riqueza, ambiental y cultural. A pesar de la riqueza del suelo y la biodiversidad, o como consecuencia de ello y la falta de planificación, se dieron durante muchos años sistemas productos que esquilmaron esa riqueza comprometiendo los recursos y la salud medio ambiental. En contraposición, desde hace años, hay productores que están incorporando prácticas orgánicas, biodinámicas, de permacultura y otras que tienen una mirada holística de los sistemas productivos. Asimismo, hay producciones convencionales que están tendiendo, en general, a un uso racional con una mirada de sustentabilidad. Pero esa sustentabilidad de la que tanto se habla tiene que ser auténtica, con un compromiso de cambio real que va más allá de lo discursivo. Es prioritario iniciar una transición que incorpore rotaciones, islas verdes, cultivos de cobertura, e innumerables prácticas acordes a los ecosistemas productivos”, dice.

Afirma que, en ese sentido, hay una conciencia de cambio, pero que hace falta extender y acompañar esos procesos. “Hay que entender el cuidado del medio ambiente, de la salud y del alimento como un agregado de valor y que además sea valorado por el consumidor que día a día tiene la posibilidad de traccionar a toda la cadena de valor. El cambio es responsabilidad de todos, todos los días”, afirma.

La importancia de los cultivos y la alimentación

María Eugenia explica que para Banca Ética es muy relevante el sector de los sistemas alimentarios y todo lo que tiene que ver con la producción agropecuaria. Al respecto, dice que “tenemos una atención especial con ese sector porque, además de estar relacionado con el ambiente y con el suelo, está relacionado con la salud porque son los alimentos que finalmente vamos a estar ingiriendo todos. Entonces, y dada la relevancia que tiene, lo que hacemos es acompañar en la conversión y transición a aquellas empresas que asumen un compromiso de iniciar un cambio, el que entendemos que muchas veces no puede ser radical, porque es difícil cambiar en un año el tipo de semillas que se usan, los insumos y otras cosas. Pero sí acompañamos ese cambio y esa transición cuando hay una empresa que tiene ese compromiso”.

La biodiversidad como eje

Uno de los puntos centrales de esta temática -reflexiona María Eugenia-  es el cuidado de la biodiversidad, pues su pérdida es muy grave no sólo en nuestro territorio, sino también a nivel mundial. Y en relación con prácticas o acciones que afectan la biodiversidad, explica que se destaca el monocultivo, la falta de rotaciones, el uso desmedido e irracional de fitosanitarios en función de una “receta” que se repite sistemáticamente sin un monitoreo previo. “Deben incorporarse más prácticas de diagnóstico y planificación e insumos de origen natural, como muchos de los que son aptos para producción orgánica, que tienen muy buenos resultados, y no generan resistencia. Tienen que extenderse las prácticas productivas que entienden al sistema como un todo en donde hay interacciones, y que se ve afectado con cada mínima acción. También hay que Incorporar tecnología de procesos en detrimento de la tecnología de insumos. Hay muchas técnicas y prácticas disponibles que permiten hacer cambios positivos. Los invitamos a seguir incorporándolas”, subraya.

 

Comparte en redes: